Mié, 18/11/2015 - 12:30
 

La malvasía no se rinde.

Pasear por nuestros viñedos sigue sorprendiendo a propios y extraños durante este mes de Noviembre. Mientras gran parte del Penedés se prepara para iniciar las tareas de poda, la parcela donde nació y maduró nuestra malvasía ofrece ahora una colorida estampa a sus visitantes gracias en parte a las últimas precipitaciones y a un verano que parece no llegar a su fin.

En la bodega, la cosecha de este 2015 reposa en un pequeño depósito de acero, a temperatura controlada, donde va a recibir el tratamiento que le permita evolucionar hacia la mejor expresión del terruño y de la variedad que representa.

A esta malvasía le espera un futuro lleno de posibilidades..., pero éstas serán ya parte de otra historia.